Sexo anal y la primera vez: consejos que te ayudarán

1. ¿Quieres hacerlo? Adelante

En cuestiones de sexo siempre hay que saber usar la razón para tomar la decisión adecuada. Decidir que ya es hora de probar qué es y cómo se siente el sexo anal es tan importante como no dejar que nadie te convenza para hacerlo. De esta manera seremos capaces de disfrutar, de hacer disfrutar y de pasar un rato tan placentero como excitante.


2. Exploración antes de entrar a la acción

Las técnicas de reconocimiento del terreno son habituales en muchas profesiones. Si tenemos en cuenta que este es un oficio que requiere un tiempo para ponerlo en funcionamiento, no está de más explorar la zona antes de empezar a disfrutar.

Las caricias en la zona son una forma efectiva de estimular la zona además de para conocer nuestro nuevo objetivo. Masajes suaves, pasar el dedo o llegar incluso a introducirlo, son un buen comienzo. Con la práctica se pueden utilizar juguetes sexuales antes de la penetración o practicar el anilingus, el uso de la lengua para provocar la excitación en éste área. Para esta última práctica se recomienda el uso de un protector bucal para evitar la contaminación a causa de las bacterias y virus que viven en la zona.


3. Seguridad y protección con preservativos

Practicar sexo anal no está exento de contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS). De hecho, existe un factor de riesgo importante que, para nuestra seguridad y la de nuestra pareja, debe evitarse. Si durante los juegos sexuales pasamos de una penetración anal a una vaginal, es necesario el uso de un nuevo preservativo para continuar con las relaciones ya que el recto contiene bacterias que podrían contaminar los genitales femeninos.


4. Lubricantes, los mejores aliados del sexo anal

No hay que olvidar que los músculos que se encuentran en la zona rectal tienden a contraerse durante la penetración y la estimulación. Por eso es tan importante el reconocimiento de la zona y no forzar la penetración para no causar ninguna lesión.

Mediante el uso de lubricantes se pueden evitar heridas y favorecer el deslizamiento haciendo la práctica tan placentera como agradable. Como se puede leer en un anterior post, no se recomienda el uso de lubricantes caseros. Para elegir el más adecuado se pueden consultar las claves para elegir el lubricante ideal para practicar sexo anal.


5. Orgasmo femenino y sexo anal

Cuando se habla de sexo anal parece que éste sólo vaya encaminado al placer masculino, principalmente por haber sido una práctica relegada a parejas del mismo sexo. Si bien es cierto que mediante la penetración se produce la estimulación de la próstata en el hombre, en la mujer el placer se extiende y no se focaliza en una sola área.

En el ano existen terminaciones nerviosas que se estimulan mediante la penetración, unas simples caricias o tocamientos. De esta forma, la fisiología sexual de la mujer le permite alcanzar el orgasmo clitoriano mediante esta práctica llegando a ser igual o incluso más placentero que con tan sólo la penetración vaginal.


6. Posturas para empezar a jugar

Para la primera incursión en el mundo del sexo anal, y dependiendo del nivel de riesgo que se quiera tomar, se puede escoger por practicar entre una variada selección de posturas. Para principiantes se recomiendan posiciones no forzadas donde ambos miembros de la pareja se encuentren relajados. Los dos de espaldas, tumbados de lado y abrazados, favorece la penetración a la vez que mantiene la libertad de movimiento para acariciar o tocar en determinadas zonas erógenas.


7. Si aún no te convence, recuerda…

El sexo anal no es una práctica que sólo esté reducida a parejas homosexuales. Tampoco el hecho de que un hombre quiera practicar el sexo anal -tanto dar como recibir- lo convierte en un individuo con tendencias sexuales ocultas hacia personas de su mismo sexo. Y por último, las mujeres tienen el mismo derecho a disfrutar de esta práctica tan placentera sin el peligro de ser estigmatizadas.

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *