Trucos para hacer tu primer trío


Hacer un trío es una fantasía o un deseo de una gran mayoría de personas. Es más, es una de las prácticas más deseadas. Concretamente un 37,45% de la población joven lo desea probar pero no todo el mundo se atreve por ser algo desconocido o incluso da miedo no saber cómo actuar.

Así que, como se dice que la experiencia puede ir o muy bien o muy mal… Hemos hecho una selección de consejos que podrás poner en práctica si quieres hacer un trío por primera vez. Seguramente te ayuden a saber cómo proceder en algunos momentos. Aunque nuestro consejos es que dejes llevar, el cuerpo sabrá cómo actuar.


1. Tener clara cuál es la situación y gestionar los celos

Antes de empezar a buscar con quién hacer el trío, o cómo hacerlo, es tener claro que ambos queréis y que es algo que os excita. Esto es importante porque: es muy normal que surjan celos cuando ves a tu pareja besándose con otr@ y sintiendo placer con otr@. Piensa que vas a ver cómo siente placer, como gime, cómo se mueve… Y no siempre tiene porque ser contigo.

Así que, si piensas que la situación te puede excitar: adelante. Si no lo tienes claro, pero te apetece, tienes dos opciones: probar y que siempre haya comunicación con tu pareja (es decir, hablar del tema antes del trío y durante, para saber cómo actuar, si os tenéis que prestar más atención en ciertos momentos, etc.) o dejarlo para más adelante.

Piensa que el objetivo del trío es pasarlo bien y romper con la rutina sexual. Es decir, tenéis que pasarlo bien los dos, no es una situación de placer egoísta. Así que, lo mejor es intentar que el otro se sienta cómodo y darle lo que necesita dentro del entorno del trío.


via GIPHY


2. Encuentra a tus acompañantes

Dicho esto, una vez que se tiene claro, lo primero es encontrar a esa tercera persona con la que poder hacer un trío. La podrás encontrar por varias vías: a través de alguna app para ligar o tirando de agenda.

Actualmente existe la aplicación 3nder que está diseñada en especial para encontrar a personas que buscan, al igual que tú, disfrutar de un trío. Lo único que tienes que hacer es registrarte y ver perfiles. Podrás tanto encontrar a personas sueltas, si ya sois una pareja, como a parejas si eres uno. Vamos, que podrás encontrar de todo. Y podrás disfrutar tanto de un trío mixto, de uno de hombres o de uno de mujeres. No hay restricciones.

Por otro lado, también podrás contactar con alguien a través de otras plataformas de ligue, como puede ser Tinder o Badoo. En este caso, lo que te recomendamos es que siempre comentes qué es lo que buscas, ya que no son apps destinadas a formar un trío; son apps para conocer a gente.

Y la última opción es hacer un trío con personas conocidas. Si sabes que él o ella quiere será fácil e incluso será todo menos “frío”. Sin embargo, debes tener en cuenta que va a ser una persona a la que seguramente veas más veces. Así que, en este caso tienes que valorar tú si sabréis gestionar bien o no la situación a posteriori.

La mayoría de personas prefieren buscar a alguien que sea anónimo para evitar complicaciones: ya sean emocionales o situaciones incomodas. Pero lo dicho, elige lo que prefieras y con lo que te sientas más cómodo/a.


via GIPHY


3. Ya sois tres

Una vez que ya tenemos a la persona, o personas, simplemente hay que disfrutar. Eso sí, vamos a intentar no ir a la cama desde el minuto uno.

Lo que nosotros sugerimos es que vayáis a cenar los tres. Así os vais conociendo un poco más. E incluso igual tenéis conversaciones picantes que hacen que el sexo llegue antes de lo previsto.

Ten en cuenta que llegar los tres a una habitación y empezar el trío puede ser frío. Así que: ir a un sitio bien, disfrutar de una buena cena, de un vino e incluso de una copa y después… Adelante. No tengas miedo a dar el primer paso. Los tres sois conscientes de los deseos del otro, así que lánzate si no lo hacen.


via GIPHY


4. ¿Qué posturas son las mejores para un trío?

Bueno, como decíamos al principio lo importante es dejarse llevar. Muchas veces el cuerpo sabe gestionar todo y seguramente el momento te irá guiando a cómo ir actuando.

No vayáis a la penetración desde el minuto 1. Disfrutar. Acariciaros, jugar, sois tres podéis probar cosas que nunca antes habéis hecho. Y si sois pareja tenéis una complicidad con la que podréis jugar. Incluso volver a seduciros. Vamos: haz todas las fantasías que tienes en mente y acaricia todos los rincones del cuerpo que te apetezca. Después lánzate a las posturas.


Las posturas que recomendamos son:

  • Penetración por detrás, en posición de perrito, y la persona que está siendo penetrada se ubique encima de la tercera estimulando sus zonas erógenas.
  • Doble penetración, en el caso de ser una chica y dos chicos: vía vaginal + vía anal. Aunque esto se podría aplicar también a otras combinaciones de géneros si se utilizan juguetes sexuales: vibradores, por ejemplo.
  • Doble oral: si son dos chicas y un chico. Puede ser muy excitante.
  • Penetración + oral: en el caso de ser una chica y dos chicos. La postura se llama Torre Eiffel y es una combinación perfecta. Mientras ella está en la postura del perrito, siendo penetrada, ella le hace una felación a la tercera persona. También se puede aplicar entre dos chicas y un chico.


via GIPHY


5. El después

A veces se piensa que puede ser incómodo pero no tiene porqué. Es igual que cuando mantienes sexo con una persona. Después actúas con normalidad, hablas de otros temas, o hablas del momento del sexo. Pero siempre con naturalidad.


Lo mejor es tratar el tema de la forma más normal posible. Incluso con humor.

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *