Juegos Preliminares Sexuales Que Te Pondrán a Mil

juegos preliminares

Muchas veces nos olvidamos de la importancia que tienen los juegos preliminares. Éstos son una parte fundamental del sexo, son los que fomentan la química, los que hacen que consiguen una mayor complicidad e incrementan el placer. Son, casi siempre, “paso” obligatorio”; aunque existen situaciones en las que los podemos dejar de lado. No existe una norma generalizada sobre los pasos a seguir en una relación sexual.

Lo más importante de los juegos preliminares es que son un factor fundamental para poner nuestro cuerpo a la temperatura adecuada antes de la penetración. Y, sobre todo, son fundamentales para aquellas personas que tienen mayor dificultad para llegar al orgasmo. Cuánto más tiempo se dedique a jugar en pareja, mayor lubricación habrá. Y no solo eso: sino que ayuda a conectar gracias a las caricias, los besos, las miradas…

Existen muchas formas de conseguirlo: bailes, sexo oral y/o juegos. Os dejamos algunas ideas. Eso sí, lo más importante es que ambos os sintáis cómod@s y si algún juego no encaja con vuestra personalidad o no os sentís bien haciéndolo, podéis practicar otro sin ningún problema. Lo importante es sentirse a gusto, sino se experimentará justo lo contrario a lo que se espera al hacer este tipo de juegos en pareja.

Sexo oral

Es el preliminar estrella. La felación o el cunnilingus son los juegos preliminares más conocidos y los más practicados aunque a veces nos podemos sorprender ya que no todas las parejas lo hacen tan a menudo. Lo importante es hacerlo jugando con tu pareja, háblale mientras lo haces, juega con la zona, ve probando ritmos y presiones diferentes. Es importante que la persona sienta que lo estás haciendo porque realmente te gusta y que estás disfrutando. Esto hará que aumenten más las ganas de practicar sexo contigo.

No existen unas reglas para practicar un sexo oral de 10. Lo importante es que te dejes llevar por el momento y que escuches a tu pareja. Sus expresiones, sus comentarios, sus gemidos harán que sepas si lo estás haciendo bien o no. Y, si quieres aumentar el placer podéis practicar un 69, de esta forma sentiréis placer ambos, de forma simultánea.

Estimulación con las manos

Es otro de los juegos más comunes. Puedes tocar las zonas más erógenas de tu pareja y acariciarlas o usar tu boca para una mayor estimulación. También hay parejas que le gusta masturbarse solas delante del otro y jugar con la excitación mutua.

Tápale los ojos

Anular el sentido de la vista hace que se potencien otros sentidos y las ganas de sentirte cerca. Se potenciará el tacto, el olfato y el oído pero también la imaginación. Tu pareja no sabrá qué es lo que vas a hacer y eso hará que cualquier mínima caricia se multiplique por dos.

Al taparle los ojos podrás hacer lo que más te apetezca: besarle todo el cuerpo, acariciar a tu pareja con una pluma por varias zonas de su cuerpo y con especial cuidado a las más erógenas, puedes jugar con un hielo, puedes jugar a hacerle un masaje con algún lubricante especial, puedes pintarle algunas zonas del cuerpo con chocolate o nata e ir chupandolo poco a poco… Tú decides.

Masaje erótico

Otro alternativa es, sin taparle los ojos, hacerle un masaje que sea sensual. Compra algún aceite especial y/o un lubricante y ve recorriendo su cuerpo con él a la vez que le vas a haciendo un masaje lentamente. Tú conoces mejor que nadie cuáles son sus zonas más delicadas así que, no vayas de primeras a ellas pero sí ve acercándote poco a poco…

Vídeo erótico

Este es unos de los juegos preliminares más delicado ya que no funciona con todas las parejas y si se hace hay que hacerlo con especial precaución. Nuestra recomendación es que lo hagas si ya tienes especial confianza con tu pareja, si no se puede crear un momento incómodo.

Un punto importante es: el elegir ambos juntos qué vídeo ver. Juntos podéis decidir, incluso podéis ir jugando mientras decidís y lo más importante es que no os quedéis viendo la película sin más. Tenéis que ir interactuando entre vosotros para que la otra persona no se incomode con la situación.

Al final, el hecho de ver un vídeo erótico es excitante (incluso inspirador) por el hecho de verlo juntos. Una vez puesto podéis echar un vistazo a las escenas pero sobre todo tenéis que ir jugando: tocaros, practicar sexo oral, caricias… Y poco a poco el vídeo cogerá un segundo plano y vosotros tenéis que ser los protagonistas.

Juguetes eróticos y accesorios

Otra forma de subir la temperatura del ambiente es introducir en tu juego algún juguete eróticos o accesorio como algún vibrador, succionador de clítoris, anillo vibrador,…

Striptease o ropa erótica

Se basa en sorprender a tu pareja. Ya sea con un striptease que no se espera y le empieza a poner a tono o apareciendo con lencería sugerente.

Este juego es el más “sorpresa”. Lo gracioso es conseguir excitar a tu pareja con el simple hecho de ver tus movimiento sensuales o ver cómo apareces con una lencería erótica que le despierte todos los sentidos.

Photo by fotografierende from Pexels

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *