Los Secretos del Clítoris

el clítoris

Aunque mucho se ha hablado sobre el clítoris, para muchas personas sigue siendo un gran olvidado durante las relaciones sexuales.

Pero, ¿y si te dijéramos que el clítoris es un órgano esencial para el placer sexual femenino? De hecho, su única función es esta: dar placer. Y por esto, hoy, queremos contarte todos sus secretos.

¡Comienza nuestra clase más hot!

¿Por qué es tan importante el clítoris?

Es cierto que existen muchas otras zonas que pueden dar placer al ser estimuladas y se puede llegar al orgasmo mediante la estimulación del punto G, pero la gran mayoría de personas con vagina necesitan estimular el clítoris para llegar al orgasmo. Sí, tal y como lo lees, porque si algo caracteriza este órgano es que es extremadamente sensible. Y no es de extrañar, ya que tiene como mínimo 8.000 terminaciones nerviosas (¡el doble que el glande del pene!).

Seguro que has escuchado hablar de orgasmo clitoriano y orgasmo vaginal, pero en realidad esta es una distinción errónea, ya que siempre que se llega al orgasmo es gracias a la estimulación clitorial. Y por eso es tan importante. Esto se debe a que el clítoris es un órgano que, cuando está erecto, tiene sensibilidad en muchas más zonas que su parte visible, ya que tiene raíces en el interior y alrededor de la vagina.

¿Dónde está el Clítoris?

La parte visible y más sensible de esa gran fuente de placer es su glande, que se encuentra protegido por un capuchón, en la zona superior de los labios vaginales y encima de la uretra. Pero el clítoris no es ni un botón ni está formado solo por su parte visible, porque su cuerpo en realidad puede llegar a mediar hasta 12 centímetros. Ahora que ya sabes dónde encontrarlo, vamos a ver cómo darle placer.

¿Cómo estimular el Clítoris?

Existen infinitas formas de estimular el clítoris. Nuestra recomendación es que, ante todo, primero conozcas tu cuerpo y encuentres las formas que más te gusten para excitarte y estimular tu zona más erógena.

Si lo que quieres es conocer lo que le gusta a tu pareja sexual, prioriza la comunicación para entender lo que le gusta. Otra forma de autoconocimiento es jugar con tu pareja sexual, probando cosas nuevas y permitiéndote descubrir a fondo cómo te excitas más. Lo más importante, todo sea dicho, es estar en un sitio relajado y encontrar el mejor momento para ponerse manos a la obra.

Tanto si lo haces en solitario como en pareja, te contamos las formas más infalibles de estimular el clítoris y de tener (o dar) mejores orgasmos:

  • Masturbación. Puedes realizar movimientos circulares o de arriba a abajo con el dedo (te sugerimos que lo hagas con el dedo corazón o pulgar para regular mejor la presión que ejerces sobre este punto tan sensible). Para mejorar el deslizamiento y suavizar los movimientos, te recomendamos que uses lubricante con base agua o “waterfeel”. Ten en cuenta que el contacto demasiado directo puede resultar molesto e incluso doloroso, por lo que puedes jugar alrededor de la zona de forma más indirecta o dejando que el capuchón cubra el clítoris. Recuerda que tiene muchas terminaciones nerviosas alrededor de la zona y que también se puede conseguir un increíble placer sin tocarlo directamente. Como decíamos, el orgasmo clitorial y el orgasmo vaginal no deberían distinguirse, porque el clítoris está conectado a la zona G y viceversa. Por eso, también puedes estimular el clítoris de forma interna desde la zona G, introduciendo los dedos en forma de gancho en la entrada vaginal y mirando hacia el ombligo, hasta que notes una zona más rugosa. Y, evidentemente, puedes estimular la zona del clítoris mientras estimulas otras zonas erógenas, ¡no te cortes!
  • Sexo oral. El cunnilingus es una de las mejores formas de estimular el clítoris. Te recomendamos que, si eres la persona que está realizando el cunnilingus, te dejes llevar y escuches y observes el lenguaje corporal de tu pareja sexual. Prueba ejercer una suave presión con la lengua, dejándola más blanda o incrementar la presión poniendo la lengua más dura o en punta, pero sin ejercer una fuerza demasiado directa. También puedes jugar con tus labios, dando besos en la zona o succionando ligeramente. Otra forma de incrementar el placer en el sexo oral es jugar con los dedos simultáneamente, acariciando la zona, introduciéndolos en la vagina, estimulando los labios mayores, la zona anal, los pechos… donde quieras: la creatividad en la cama no tiene límites.
  • Juguetes sexuales. A día de hoy, existen tantos juguetes sexuales como gustos a la hora de estimular el clítoris. Puedes encontrar algunos de estimulación más directa y otros de estimulación más indirecta. Algunos ofrecen vibración, succión y algunos también tienen penetración simultánea. Saca papel y boli, que te lo contamos más abajo.
  • Durante relaciones sexuales con penetración. Hay algunas posturas que pueden facilitar la estimulación de esta zona mientras se tiene sexo con penetración. Por ejemplo, la posición del perrito te dará más margen para tocar esta zona con las manos o algún juguete con facilidad. Otra posición para mejorar la estimulación en esta zona es que la persona con vagina se ponga encima y así pueda rozar esta zona con cada movimiento.
  • Con otro clítoris. En el caso de que la relación sexual sea entre dos personas con vagina, también se puede optar por estimular el clítoris mediante el roce con el otro clítoris. Igual conoces esta práctica por su común nombre de la tijera o tijereta (más común entre parejas lesbianas aunque también se puede realizar entre parejas heterosexuales), que es cuando las dos personas abren sus piernas desde los lados opuestos y se encajan como dos tijeras para rozar sus genitales.

Uses el método que uses, una de nuestras mayores recomendaciones es que cuando encuentres un ritmo y un movimiento con el que te sientas a gusto (o veas que la otra persona se siente cómoda) y creas que el orgasmo está a punto de llegar, persistas durante varios segundos y finalmente aumentes un poco la intensidad y la velocidad. En el caso de reducir la velocidad o cambiar el movimiento podría disminuir la excitación y habría que volver a encontrar un ritmo ideal para llegar al orgasmo.

Juguetes para estimular el Clítoris

Ya lo ves, como te contábamos, existen infinidad de juguetes eróticos destinados exclusivamente a la estimulación del clítoris. Y no solo dan orgasmos mucho más intensos, sino que también ayudan a conocerse mejor y permiten estimular distintas zonas simultáneamente.

Lubricantes con efecto

Puedes encontrar geles o cremas estimuladoras del placer como los lubricantes con efecto que intensifican las sensaciones en esta zona.

Masajeadores de clítoris

Existen masajeadores de clítoris que simulan el movimiento de los dedos en la masturbación o de la lengua realizando un cunnilingus.

Succionadores de clítoris

Habrás escuchado a hablar de ellos, y es normal, porque los succionadores de clítoris han revolucionado la sexualidad femenina. Son unos juguetes que suelen tener una membrana que realiza pequeños golpecitos en el clítoris en distintas velocidades.

Vibradores de clítoris

También encontrarás juguetes que estimulan únicamente la zona clitorial como los vibradores de clítoris, o los dildos que además tienen un conejito rampante para estimular esta zona a la vez que penetran. Otro juguete de esta categoría que puede ser ideal en la cama es el anillo vibrador, que puedes introducir en el pene si tienes relaciones con penetración y estimulará tu clítoris a la vez.

En resumen, estimular el clítoris es clave para el orgasmo femenino. Y queremos recordarte que la estimulación clitorial no se trata de un preliminar, ya que todo tipo de encuentro sexual debería ser considerado como tal aunque no haya penetración. Así que date el lujo de explorar esta zona sin miedo y sin limitaciones. Hazlo con cariño, paciencia y, sobre todo, disfrútalo, ¡puede que incluso consigas más de un orgasmo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
A %d blogueros les gusta esto: