¿Cómo romper con la rutina sexual?

No es complicado caer en la rutina sexual. Por mucha atracción que haya en la pareja y esa química nunca muera, es importante innovar en el sexo para experimentar nuevas sensaciones. Si siempre seguimos el mismo “ritual sexual” al final nuestro cuerpo se acostumbra, nuestro cerebro también, y las sensaciones dejan de ser tan potentes como al principio.

Al final el objetivo de romper con la rutina sexual es que siempre haya novedad. Y hacerlo no es tan complicado. Algunas de las cosas que se pueden hacer para romper con esa rutina son:


– Ver una peli subida de tono

Nuestro cerebro es mágico. El hecho de ver una escena un poco más caliente hace que se active y que se ponga a trabajar. Por ello, muchas veces, al ver una peli con alguna escena más subida de tono podemos excitarnos.

El hecho de ver una peli porno en pareja no tiene porque ser negativo. Incluso puede ser un vídeo porno contextualizado, no de sexo puro y duro. Existen productoras que hacen vídeos que no están centrados en el sexo desde el minuto 1.

Al poner la peli, al ver escenas de sexo, tu mente querrá llevarlas a cabo. Así que, será la forma perfecta de excitaros de una forma diferente, romper con la rutina sexual e incluso de animaros a probar cosas nuevas. Podéis poneros el reto de hacer cosas similares a las que veáis en las escenas. Probar posturas nuevas, hacer preliminares diferentes… Probar.


– Probar en sitios nuevos

Deja lo tradicional de lado. Deja lo cómodo de lado. Y prueba sitios nuevos, prueba la sensación de adrenalina en el sexo; te gustará.

Hacerlo en lugares públicos puede ser morboso. Eso sí, siempre con control. Por ejemplo, no te cohíbas si os entran ganas en el coche. Incluso podéis ir a lugares públicos en los que hay más intimidad y probar. Ver una peli en el autocine seguramente termine con final feliz. Si vais al cine, podéis acariciaros por encima de la ropa, entrar en calor y después terminar de camino a casa. O si es verano, podéis probar en el mar.


– Jugar al juego de la seducción

Es más fácil de lo que parece. Lleva tú las riendas de la situación y haz cosas que sabes que le gustan o excitan. Por ejemplo, a muchos hombres les gusta ver cómo una mujer se masturba, así que, porqué no dejar que el empiece en los juegos preliminares y después ir ayudándole tú con tu mano, hasta después continuar tú mientras él te mira, te besa o juega contigo.

Intenta seducirle. Juega con temperaturas, con comida, con las palabras. – Si aun no lo habéis hecho.


– Un club de intercambio

Aunque se llamen así, no todos son de intercambio. En muchos de ellos puedes mirar, disfrutar tú con otros o disfrutar tú solo con tu pareja. Lo que nunca falla es el entorno. Encontrarte en un entorno tan sexual es morboso. Incluso puede serlo ver cómo alguien os ve y se quiere unir. Pero las reglas la ponéis vosotros… Podéis probar y ver si os excita ver a vuestra pareja disfrutar con otro. Probar a hacer tríos.


– Jugar con juguetes sexuales

Jugar con vibradores, estimuladores íntimos, bolas chinas, juguetes anales, etc. no quiere decir substituir a la pareja sexual, se puede aumentar el placer de los dos si además de la pareja lo combinas con otro tipo de estimulación, sobretodo en los preliminares. Incluso puedes probar de jugar con más de un objeto, para estimular más zonas íntimas.

Existen más formas de romper con la rutina sexual. Por ejemplo: dejar el sexo lento y probar el sexo rápido, pasional. Incluso con ropa puesta, da igual. Jugar con masajes.

Deja que tu imaginación fluya…

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *