10 Cosas que no sabías sobre el sexo oral

El sexo oral puede ser una parte agradable y saludable de una relación adulta. Pero hay muchas personas aún no saben o que simplemente desconocen la respuesta a muchas incógnitas.

Aquí recogemos 10 cosas que puede que no supieras sobre el sexo oral.

  • Aumenta la intimidad entre las parejas. El sexo oral es un acto que no todo el mundo sabe afrontar. Practicarlo para muchas parejas implica acortar la distancia que los separa y les hace alcanzar un grado de intimidad que mediante otras prácticas sexuales no son capaces de conseguir.

  • No te hace sentir inferior. Algunas personas, especialmente las mujeres, se resisten a practicar sexo oral porque creen que están en una posición de inferioridad. Pero ¿Quién está realmente al mando en una situación como esa? Ser parte activa en el proceso es el mayor síntoma de que tú tienes el control de la situación.

  • No es un sexo libre de ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual). Practicar sexo oral sin protección implica los mismos riesgos que hacerlo de forma vaginal o anal. El uso de barreras como preservativos, cuadros de látex o protectores dentales que creen una barrera protectora entre la boca y el ano, la vagina o el pene es muy importante, especialmente cuando se tienen parejas sexuales diferentes.

  • Si te has duchado no, no hueles mal. Es posible que al acabar el día tu olor corporal no sea el mismo que cuando te duchaste a primera hora de la mañana, pero a no ser que tengas un problema que necesite una visita al médico, los genitales tienden a tener un aroma diferente que no desagradable. Si aún así no te convence, lleva contigo toallitas íntimas que puedes además de usar, ofrecer a tu pareja.

  • No hay genitales feos, sólo es tu mente. Es característica del ser humano sentir que sus genitales no son lo suficientemente bellos. Una vagina es y debe parecerse a una vagina y un pene es exactamente eso, un pene ya sea con fimosis o sin ella. Prestar atención a detalles tan superficiales impide que disfrutes de tu sexualidad de la manera más sana posible.

  • Decir lo que te gusta (y lo que no) está bien. El mundo no es perfecto. A veces la barba de tres días queda muy atractiva pero raspa. O apretar demasiado los labios hace que los dientes rocen el miembro. Expresar cómo te gusta que te toquen o qué cosas no te hacen disfrutar, es una práctica que está totalmente permitida y que en casos como este debería ser obligatoria.

  • Es un juego para disfrutar los dos. Aprender a disfrutar del sexo oral es una práctica que debe de ir ligada a los dos miembros de la pareja. No es sano, tanto a nivel físico como mental, sentir que lo que estás haciendo te desagrada en extremo. Practicar sexo oral no es una obligación. Tanto cuando eres parte activa como pasiva, debes de ser consentidor o consentidora de tus actos.

  • Lo que funciona en una persona quizá no funcione en otra. Ese movimiento de lengua tan estudiado puede que le sirviera a tus anteriores parejas, pero no significa que siempre vaya a funcionar. Como hemos recogido anteriormente, es importante expresar no sólo tus filias y fobias, sino también saber escuchar a tu pareja.

  • No hay prisa, tómate tu tiempo. En el sexo oral, como en cualquier otro tipo de sexo, no hay un reloj que nos indique con un timbre que ha llegado el momento de acabar. Habrá días donde todo vaya más fluido y otros donde necesites más tiempo. Lo mejor es prestar atención a tus necesidades y dejarte llevar.

  • Si, tus genitales hacen ruidos. Especialmente los de la mujeres y no sólo practicando sexo oral. La vagina tiende a coger aire y suele expulsarlo sin previo aviso, pero eso no significa que contenga ningún aroma desagradable. De hecho, no huele a nada, es solo eso, aire. No tengas miedo a lo que tu cuerpo experimenta durante el sexo, es mejor relajarse y disfrutar.
  • Comparte en tus redes socialesShare on Facebook
    Facebook
    Tweet about this on Twitter
    Twitter
    Share on Google+
    Google+
    Share on LinkedIn
    Linkedin
    Pin on Pinterest
    Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *